Cómo planificar una boda y no morir en el intento

Nunca pensé que esto llegaría a sucederme a mí, pero en los últimos meses la planificación de una boda, la mía, la nuestra, se ha apoderado casi por completo de mi vida, o al menos, si no de mi vida en sí, sí del 90% de mi tiempo libre.

Cuando comenzamos, hace ya mucho, con los preparativos, empecé a tener contacto (principalmente por internet, pero también en el mundo real) con otras futuras novias, la mayoría a las que les quedaba poco tiempo, y observando su comportamiento lo primero que pensé fue “¡¡¡Están locas!!!”, vamos, lo que cualquiera en una situación normal pensaría viendo que alguien dedica tantísimo tiempo y esfuerzo a tantos detalles, la mayor parte absurdos.

Lo que no me hizo sospechar entonces fue el hecho de que todas (o casi) actuaban igual.

Es cierto, una boda es sólo un día, todo lo que se prepara son detalles insulsos y efímeros, se pone demasiada ilusión en algo que por definición va a ser imperfecto y perecedero. Pero también por su propia naturaleza, la planificación de tu boda te atrapa, quieras o no, seas una novia tradicional o moderna, seas como seas en tu vida no-bodil, es prácticamente imposible escaparse de las preocupaciones, las decisiones sobre cosas que en otra situación ni te pararías a pensar, la lista interminable de cosas por hacer… y además es difícil no caer en ser en tu entorno la cansina del mono-tema en un determinado momento. Porque queramos o no, esto es así, hay mil detalles que preparar, y cualquier cosa que te lleva tanto tiempo, acaba apoderándose de la mayor parte de tus pensamientos cotidianos por el simple efecto del clásico “uy, que no se me olvide…”.

Así que al final, como no podía ser de otra manera, me he encontrado a mí misma transformada en una de esas novias locas, y deseando que llegue el día, que pase, y volver a ser la misma pasota e inactiva de siempre😉 .

6-05-2010. Boda, Personal, Reflexiones.

2 comentarios

  1. Visitante4576 replied:

    Ya, es que dices “boda” y pensandolo en frío, es como que no tiene sentido el dedicarse un año a preparar un acto que va a durar un día y que como bien dices tú, por mucho que te empeñes, será imperfecto. En una peli (las típicas de bodas y amigas y humor) decían algo como: “preparar una boda es una prueba que la pareja debe superar”. Y yo me asusto, porque imagina que después de años con alguien, decides casarte y no “superas” la prueba. Qué peor.
    Menos mal que nunca pienso en frío y soy una romántica =)
    Te deseo mucha felicidad en vuestro día!!!

  2. C-18 replied:

    Muchas graciass!! Una pena que no puedas estar😦

    No había oído esa frase, pero creo que es bastante acertada, por extraño que parezca, puede que tanta organización y el tener que poner de acuerdo a tanta gente pueda verse en parte como una preparación para la vida adulta y responsable (aunque nos llegue un poco tarde😉 ).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: