Paradojas

paradoja_cascada.jpg

Paradoja del abuelo

Una persona realiza un viaje a través del tiempo y mata a su abuelo, antes de que éste conozca a su abuela y puedan concebir. Entonces, el padre o madre del viajero (y por extensión, ese viajero) nunca habrá sido concebido, de tal manera que no habrá podido viajar en el tiempo; al no viajar al pasado, su abuelo entonces no es asesinado, por lo que el hipotético viajero sí es concebido; entonces sí puede viajar al pasado y asesinar a su abuelo, pero entonces no sería concebido…, y así indefinidamente.

Paradoja del barbero

El único barbero de la ciudad dice que afeitará a todos aquellos que no se afeiten a sí mismos.

Pregunta: ¿quién afeitará al barbero? Si no se afeita a sí mismo será una de las personas de la ciudad que no se afeitan a sí mismas, con lo cual debería de afeitarse, siendo por tanto una de las personas que se afeitan a sí mismas, no debiendo por tanto afeitarse.

Paradoja de los alcaldes

Érase una vez un reino donde había muchas ciudades y por tanto muchos alcaldes. Algunos alcaldes vivían en la ciudad que gobernaban y otros no. El rey, a fin de tener controlados a los alcaldes, decidió que eso se terminaría, y que los alcaldes no podrían vivir donde les pareciera. Lo que hizo fue construir una ciudad que llamó ZAD (Zona de Alcaldes Desplazados) y decretó que en ella vivirían únicamente los alcaldes que no viveran en la ciudad que gobernaban. Pronto surgió un problema. ¿Dónde debería el rey mandar a vivir al alcalde de la nueva ciudad?

Paradoja de Sancho Panza

«Si alguno pasare por esta puente de una parte a otra, ha de jurar primero adónde y a qué va; y si jurare verdad, déjenle pasar, y si dijere mentira, muera por ello ahorcado en la horca que allí se muestra, sin remisión alguna». Sabida esta ley y la rigurosa condición della, pasaban muchos, y luego en lo que juraban se echaba de ver que decían verdad y los jueces los dejaban pasar libremente. Sucedió, pues, que tomando juramento a un hombre juró y dijo que para el juramento que hacía, que iba a morir en aquella horca que allí estaba, y no a otra cosa. Repararon los jueces en el juramento y dijeron: «Si a este hombre le dejamos pasar libremente, mintió en su juramento, y conforme a la ley debe morir; y si le ahorcamos, él juró que iba a morir en aquella horca, y, habiendo jurado verdad, por la misma ley debe ser libre».

Paradoja de Protágoras

Protágoras acogió en su academia a su discípulo Evatlo con la condición de que le pagara los honorarios del curso cuando ganase su primer pleito. Terminado el curso Evatlo no tuvo ningún cliente y Protágoras, que era sofista pero no estoico, demandó a su discípulo.

Los argumentos expuestos fueron los siguientes:

Evatlo: Tanto si gano como si pierdo, en ningún caso tendré obligación de pagar a Protagoras. Si yo gano el pleito no tendré que pagar ya que el Juez habrá desestimado la demanda. Si lo pierdo, entonces, no habré ganado mi primer pleito y por lo tanto no se habrá cumplido la condición que hacía exigible la obligación de pago de los honorarios.

Protágoras: Tanto si gano como si pierdo este pleito, Evatlo siempre tendrá obligación de pagarme. Si yo gano la demanda, por definición tendrá que pagarme pues esta es la cuestión que se ventila en este pleito. Y si la pierdo, también tendrá que pagarme porque significará que ha ganado su primer pleito; es decir se habrá cumplido la condición de nuestro acuerdo.

¿Quién tenía razón?

paradoja_hogarth.jpg

¿Puede un ser omnipotente construir una fortaleza indestructible que ni él mismo pueda destruir?

21-03-2008. ¿Dónde pongo esto?.

11 comentarios

  1. Aguilucho replied:

    Interesante post, cómo surgió la idea??

  2. C-18 replied:

    Pues es lo que tiene trabajar cuando todo el mundo tiene fiesta, que una se aburre…
    No, en realidad me interesaba este tema desde hace tiempo y se me ocurrió recopilar algunas paradojas de las más interesantes, simplemente.

  3. Reena replied:

    Los dos tienen razon! qué listos!

    La primera imagen que has puesto ya la habia visto. Me encanta y me ralla mucho. La mejor paradoja para mí ha sido…la de Sancho Panza. Te pasa en la vida real…y cómo te quedas?

    Mola este post :*

  4. Aguilucho cibernético replied:

    Yo me quedo con la primera imagen, me vuelvo loco. Ya hay que tener visión espacial para que se te ocurra eso…

  5. C-18 replied:

    Las imágenes corresponden a dos de las llamadas “figuras imposibles”.
    Respecto a la paradoja de Sancho Panza, que aparece en el Quijote, Sancho Panza decide resolver el problema acogiéndose a la misericordia como su amo Don Quijote le enseñó.
    El caso de la paradoja de Protágoras tiene cierta trampa, ya que ambos actuarán condicionados al veredicto del juez.

  6. Aguilucho cibernético replied:

    Por cierto, muy chulas las nuevas fotos, tiene buena pinta lo que se ve del pisín🙂

  7. Alfonso Armenta replied:

    C-18… igual te gusta esta entrada del Agente Smith:

    http://rinzewind.org/archives/2008/04/01/cuando-si-porque-si-y-cuando-no-porque-no/

  8. C-18 replied:

    Sí, ya lo había leído en otra parte, una paradoja en la línea de la de Sancho Panza pero aplicada a la psicología.

  9. Paradojas at Animal Crackers replied:

    […]  Espada de Damocles […]

  10. Gabriel Arana replied:

    de todas la mejor para mi fuela de Sancho.

  11. salmon replied:

    Me ha gustado la paradoja del abuelo, la he copiado y pegado en mi blog, por supuesto haré referencia que la saqué del tuyo. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: